El interés del menor en Violencia de Género [CASO DE ÉXITO]

En los procedimientos de violencia de género en los asuntos civiles, cuando hay menores de edad prevalecen por encima de todo el interés de los mismos.

El principio de superior interés del menor viene reconocido como criterio preferente en todas las normas nacionales e internacionales que afectan a los menores de edad. Así en el artículo 2 de la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero de protección jurídica del menor -reformado por la ley orgánica 8/2015, de 22 de julio, dispone «1. Todo menor tiene derecho a que su interés superior sea valorado y considerado como primordial en todas las acciones y decisiones que le conciernan, tanto en el ámbito público como privado. En la aplicación de la presente ley y demás normas que le afecten, así como en las medidas concernientes a los menores que adopten las instituciones, públicas o privadas, los tribunales, o los órganos legislativos primarán el interés superior de los mismos sobre cualquier otro interés legítimo que pudiera concurrir. Las limitaciones a la capacidad de obrar de los menores se interpretarán de forma restrictiva y, en todo caso, siempre en el interés superior del menor».

La jurisprudencia del Tribunal Supremo defiende que la patria potestad es un derecho que tienen los hijos y para la privación de la misma, será necesaria una serie de requisitos expresamente recogidos en el artículo 154 del Código Civil (STS315/2014, de 6 de junio).

El legislador español aboga por una patria potestad y custodia compartida defendiendo en todo momento el interés y beneficio del menor, y es que el alto supremo viene reiterando en los últimos años la bondad objetiva del sistema de guarda y custodia compartida (STS 2096/2017, de 12 de mayo, STS 4 de febrero de 2016, STS 11 febrero de 2016, STS 9 de marzo de 2016, STS 433/2016, de 27 junio).

El Código Civil español en su art. 92 recoge expresamente la emisión de una resolución favorable al menor, atendiendo siempre al interés de éste.

En este sentido, la STS 15/2020, de 16 de mayo dispone la necesaria adopción de la custodia compartida en aras de que las menores se relacione con ambos progenitores.

El régimen de guarda y custodia descansa sobre la base de tres principios:

  1. El principio de interés del menor.
  2. El principio de igualdad de ambos progenitores.
  3. El principio de coparentalidad/corresponsabiliadad.

 En el art. 9.1 de la Convención sobre los Derechos del Niño, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989 se dispone: “los Estados partes velarán porque el niño no sea separado de sus padres contra la voluntad de éstos, excepto cuando, a reserva de revisión judicial, las autoridades competentes determinen, de conformidad con la ley y los procedimientos aplicables, que tal separación es necesaria en el interés superior del niño.”

En definitiva, la relación entre los cónyuges por si misma no puede incidir de manera decisiva para privar de la patria potestad y custodia a unos de los progenitores, siendo necesario un perjuicio directo sobre el menor. Ante la falta de motivos suficientes, no se podrá privar al menor de su derecho de tener relación directa y continua con algunos de sus progenitores.

 En Tasaley Abogados tenemos la experiencia necesaria para poder ayudarte si te han privado de la patria potestad y/o guarda compartida, violando consecuentemente el interés del menor y mantener relaciones con sus dos progenitores.

Buscamos la solución a sus problemas

¿Necesita asesoramiento legal? Podemos ayudarle. Contactenos a través de nuestro WhatsApp +34645360706 o completando el formulario

"*" señala los campos obligatorios

Nombre Completo*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Noticias y actualidad

Publicamos artículos sobre una amplia gama de temas, incluyendo nuevos desarrollos legales, casos judiciales relevantes, tendencias tecnológicas, consejos profesionales y mucho más.